El perro Mastín el luchador en las arenas de Roma

Pubicado enCategoríasPerros

El perro Mastín

 

El perro Mastín es un guardián fuerte y antiguo, lo encontramos ya en Gran Bretaña cuando llegó Julio Cesar en el 55 a.C. Se dice que en aquellos tiempos, el Mastín ya estaba luchando al lado de sus amos Británicos. A partir de ahí, los Romanos se llevaron varios de estos perros fuertes para luchar en las Arenas de Roma.

Hay fuentes que acreditan que el Mastín se originó en el este, creen que sus antepasados se remontan a los Mastines Tibetanos.

Deberíamos tomar nota de que el Mastín es una raza completamente diferente del Bull Mastín, que es un cruce entre el Mastín y el Bulldog Inglés. El Mastín es el más grande de los dos.

El Mastín, como antiguo perro guardián y perro de guerra, fue criado sin ninguna duda para la violencia. Pero ahora, se ha criado al Mastín para que esto no sea así, por lo que actualmente es un compañero valiente y amistoso. Bueno con los niños, aunque algunas veces es cauto con los extraños.

No obstante, no es un «perro apto para principiantes» y sería totalmente una tontería con un perro de este tamaño no invertir una considerable cantidad de tiempo en adiestramiento.

El Mastín mide 76 cm y las hembras 70 cm. Los colores son cervato – albaricoque , cervato – plateado, o un cervato oscuro manchado. En todos los casos, hocico, orejas, ojos y nariz deberían ser negros con órbitas redondas, con el negro extendiéndose hacía arriba entre ellos.

 

El perro Mastín características

 

  • Carácter: Valiente, inteligente y leal.
  • Ejercicio:Necesita mucho ejercicio. Es mejor tenerlo en una granja o finca.
  • Cuidados: Cepillado a diario.
  • Alimentación: De 2 – 2 y 1/2 a 4 latas ( de 400 gr ) de un producto cárnico de una marca conocida, añadiendo galletas a partes iguales.
  • Longevidad: Media.
  • Faltas: Tendencia a la cojera. Compruebe con el veterinario si está bien.